Una mujer de 200 kilos necesita mucha comida para satisfacer su apetito. Obviamente el hombre que la mantenga tendrá que trabajar mucho para alimentarla. Pero no solo de pan de vive el hombre o la mujer. Porque la obesa también necesita una doble penetración para estar satisfecha sexualmente y en ese sentido el tío tiene que pedir ayuda. Algo que siempre consigue muy fácil porque nadie se niega a follarse el coño de su mujer y menos el culo. Así que siempre que necesita que algún amigo le eche una mano, siempre hay muchos disponibles con su polla lista.

Detalles del vídeo

Duración: 07:39
Visualizaciones: 19.702 lecturas