Luego de ver muchas candidatas que lucían sus grandes cualidades higiénicas a la hora de mantener una casa limpia, el tío se ha decidido por la rubia. Esta gorda pero sabe bien como comerse una polla y fue lo primero que la obesa demostró en su entrevista de trabajo. La madura llego quitándose la blusa y dejo ver sus tetas gigantes. En la cocina y sin avisar, empezó a chuparle la verga al tío y con eso se ha ganado el puesto como sirvienta. Seguramente tendrá un sueldo igual a su peso y este hombre estará feliz de tenerla todos los días en su casa.

Detalles del vídeo

Duración: 06:00
Visualizaciones: 7.138 lecturas