Hace mucho que se casó con ella y hoy en día no es ni el reflejo de la mujer que era, físicamente hablando. Subió mucho de peso y ahora la negra es una gorda vieja. No aprendió a cocinar nunca y tampoco haces labores del hogar. Tampoco sabe mucho administrar un hogar y básicamente solo tiene un talento destacable. En lo que sí es buena es que todavía folla como una zorra de la calle. De esas que hacen cualquier cosa por tener una polla dentro del coño y es lo que más le gusta a su marido. También sus grandes tetas y chocho obeso.

Detalles del vídeo

Duración: 05:07
Visualizaciones: 16.600 lecturas