Se sienta en la sala a ver a la tv y ahí siempre se queda dormida, descansa todo el día y come, la pasa muy bien porque no tiene que trabajar. Pasar el día sola no es problema para ella si eso le evita tener que salir a ganarse la vida. Pero parece que lo tiene bien merecido, porque cuando llega su macho, la gordita rubia se saca las tetas para provocarlo. Ella sabe que aunque no sea una modelo, siempre que se ofrezca a un hombre, este casara su polla porque nadie rechaza un coño fácil. Así que solo lo mantiene feliz follando cada vez que pueden y lo demás llega solo.

Detalles del vídeo

Duración: 08:47
Visualizaciones: 3.807 lecturas