Las cosas se dañan, no importa lo que sea, parece que el tiempo no perdona y como todo lo que está vivo tiene que morir, todo lo demás también se daña y por eso las personas tienen que estar constantemente reparando todo. Es el trabajo que les toca a los maridos en este mundo matriarcal, pero algunos logran zafarse de la responsabilidad. Y el marido de esta mujer es uno de ellos, solo que ella no se queja porque se aprovecha y cuando el plomero menos lo espera, ella le chupa la polla. Luego que la tiene dura, entonces aprovecha para que le dé follada a su coño.

Detalles del vídeo

Duración: 09:23
Visualizaciones: 2.011 lecturas