El tío trabaja muy duro en la construcción y llega cansado a su casa, pero sabe que eso no debe ser obstáculo para hacer sus labores del hogar. Porque ahí manda su mujer, esa gorda negra que puede tumbarlo de un golpe. As que el hombre hace todo lo que ella dice, además ella necesita mucho placer para su coño y él tiene que dedicarse muchas horas a cumplir. Pero ama a la zorra y por eso le baña el obeso culo de aceite y luego saca su polla para clavar ese chocho gigante. Después que ella ha tenido muchos orgasmos, él tiene permiso para correrse.

Detalles del vídeo

Duración: 10:53
Visualizaciones: 6.719 lecturas