En el gueto todos la conocen, es una negra obesa que es muy amorosa con todo el mundo. Todas las pernas a quienes trata, lo hace con cariño. Obviamente la gorda recibe a cambio mucho amor, además del placer sexual que le brindan los hombres que la conocen. Saben bien que ella necesita dos pollas para estar satisfecha y se turna en grupos de par para follarse el coño de la madura. Ella es muy feliz porque siempre tiene quien le dé una buena follada, además hace tríos todos los días, es algo de lo que muchas chicas delgadas no pueden alardear.

Detalles del vídeo

Duración: 15:40
Visualizaciones: 7.093 lecturas