Ese día luego de ver que esa imagen en Instagram decía que había que vivir la vida, noto que estaba dirigida a ella. Desde ese momento dejo la dieta de un lado y le dio la bienvenida a todas las papas fritas que podía comer. Ahora es una gorda que no puede salir a la calle porque se cansa mucho. Pero eso no dice que no sea feliz, porque mete a un chaval a su casa para que se folle su coño y es lo único que necesita además muchos kilos de comida. Pero sus tetas ayudan mucho a que tenga candidatos con su polla lista para follarla en todo momento.

Detalles del vídeo

Duración: 18:31
Visualizaciones: 10.219 lecturas