Os presento a mi hermana, una chica con obesidad pero con dos pechos enormes que me vuelven loco. Ella y yo hablamos siempre de sexo, no nos cortamos. Por eso tal vez tenemos una confianza que muchos otros hermanos no tienen, y tal vez por ese motivo fue por lo que ocurrió lo que verás en este vídeo que grabé yo mismo. Comencé a tocarla con intenciones de follar con ella, o al menos para ver como reaccionaba. Ella como que se resistía pero a la vez quería, yo lo tomé como una señal para continuar.

Estábamos en casa y al principio casi nos pillaron nuestros padres, por lo que tuve que cortar la grabación. Después seguí grabando, ella ya estaba casi preparada. Se abría de piernas y me enseñaba sus bragas y sus dos enormes tetas las tenía al aire. Me dijo que no la penetrase, podía rozarme pero sin meterla. Así que me saqué la polla y comencé a restregarla en su coño peludo mientras notaba como la punta de mi polla se humedecía avisando de que pronto me iba a correr.

Aunque no quería penetración yo seguí insistiendo, no iba a estar satisfecho si no la metía entera, y ella lo sabía. Al final en uno de esos roces conseguí colarla dentro de su vagina. La respuesta de ella fue la de gemir como una cerda, sin duda lo estaba esperando.

Detalles del vídeo

Duración: 09:38
Visualizaciones: 120.922 vistas