Cuando recursos humanos le dijo que necesitaban una mujer que estuviera pendiente de cosas como la limpieza y hacer el café, él puso objeción rápidamente. No pensó que fuera necesario pagar un sueldo para algo que todos los hombres de ahí podían hacer. Pero luego que vio que la conserje era una vieja tetona, su opinión cambio. Mucho más feliz estuvo cuando vio que ella acepta dinero por follar, la gorda esta anciana pero aún tiene un poco donde se puede meter una polla y eso es algo que él no iba a dejar pasar. Así que todos los días le metía la polla.

Detalles del vídeo

Duración: 05:59
Visualizaciones: 13.882 lecturas