Los días en los que ella hacía de las suyas, ya quedaron atrás. Ya no puede viajar con un montón de greñudos en busca de conciertos porque la osteoporosis no la deja, tampoco quedaron fotos de esa época ya que no existían aun. Pero el nieto, inocente de todo eso, lo va a descubrir de una forma repentina. Ya que la abuelita es una vieja muy calentona y aun siente muchas ganas de follar. Por eso el chaval como buen familiar, tiene que hacer lo propio: saca su polla y luego que ella le hace una mamada, le da una follada al coño arrugado de la anciana hasta dejarla satisfecha.

Detalles del vídeo

Duración: 05:06
Visualizaciones: 4.561 lecturas