Los días de fiesta pasaron hace mucho para ella y ahora está condenada a estar todo el día en la casa con un pastel en el horno esperando que alguno de sus nietos la vaya a visitar. Siempre les envía $3 todas las fiestas y les pide que no lo gasten en aparatos de música. Pero hay uno que entiende que la abuela también necesita una polla en su coño y siempre va a su casa para animarla un poco con una follada. El chaval sabe que la vieja gorda sabe hacer mamadas y cuando folladas muy largas en su raja arrugada y rancia.

Detalles del vídeo

Duración: 08:29
Visualizaciones: 8.983 lecturas