Su trabajo es ser puta, le va muy bien y gana mucho dinero. Tiene clientes un poco peculiares. La jovencita está bien gorda, sus tetas son muy grandes y tiene un culo enorme. También mucho deseo sexual, lo que es genial para su profesión, ya que básicamente cobra por recibir placer. Pero esta viejo la llama y luego que ella toma sus billetes, deja que el vejete le inspeccione el coño un rato. Después si le chupa la polla y hace que le dé una follada a su coño gordo. Es como una rutina guarra que siempre hacen y ella al final se come todo su semen.

Detalles del vídeo

Duración: 08:15
Visualizaciones: 13.102 lecturas