De pequeña siempre le dijeron que por ser hermosa podía hacer todo lo que quisiera. Que Hollywood se moría por chicas con su rostro y que podía ser la próxima heroína odiosa de algún comics. O también ser modelo y arrasar las pasarelas con su belleza. Pero para ella eso era los sueños de los demás, el suyo era ser una guarra que se mete cualquier polla en la boca. Así que ahora come lo que quiere y es una gorda guapa. También es muy viciosa de las corridas faciales y después de follarse su rico coño, es algo que ningún hombre sería capaz de negarle.

Detalles del vídeo

Duración: 08:27
Visualizaciones: 5.768 lecturas