Estar en su casa es algo que no le gusta mucho. Su generación se acostumbró a estar en la calle buscando diversión, en casa no tenían televisión por streaming y había que salir a buscar algo que hacer. Entonces ahora que todo ha cambiado, ella sigue con la misma costumbre con la que creció. Y ahora la guarra rellenita se la pasa follando en cualquier sitio que encuentre. Puede ser un paraje abandonado o bien, un sitio público por donde pase mucha gente, lo que le importa es meterse una polla dentro del coño y como ya es una madura gorda, sabe que no la van a juzgar.

Detalles del vídeo

Duración: 26:47
Visualizaciones: 3.154 lecturas