La jovencita se casó con un hombre que le dijo que la amaba. No es que antes no había sentido el cariño que otros; era la putita del colegio y es fácil que alguno se confunda entre el amor y el deseo. Pero este es el que realmente se atrevió a llevarla a su casa y pagar todos sus gastos. Entonces ella hace lo que todo hombre espera: que la zorra que tiene en su casa le haga una mamada de polla y luego de darle una follada a su coño; que ella reciba todo el semen en la cara. Y es lo que la putita guapa hace, le gustan las corridas faciales y cuando él quiera, lo puede hacer.

Detalles del vídeo

Duración: 12:46
Visualizaciones: 2.856 lecturas