Parece que muchas personas ahora coinciden en que la belleza es relativa, que solo es posible mediante los ojos que la observan y que esta cambia según el espectador. Pero esta obesa demuestra que todo eso es retórica basura y parte de una corrección política que llevara al mundo a la mediocridad. Porque ella es guapa y no importa que esta gorda, es rubia y tiene tetas grandes, eso hace que cualquiera que la vea quiera follarse su coño. Demostrando que si una chica es atractiva, lo es y ya, cualquiera querrá meterle la polla en la boca y dentro de la raja sin excepción.

Detalles del vídeo

Duración: 05:35
Visualizaciones: 7.296 lecturas