Un chaval que ya desde hace mucho no se junta con sus amigos. Parece que ahora no está interesado en los juegos de video y mucho menos juntarse con las zorritas de su colegio. Todos están preocupados porque creen que está metido en las drogas y saben que no terminara bien. Pero la verdad es él esta todos los días echando un polvo con una guapa madura obesa. La mujer es una rubia experta en comer pollas y además tiene un coño gigante y muy caliente, así que el chaval esta enviciado con las mamadas que le da y no puede dejar de follarla.

Detalles del vídeo

Duración: 08:18
Visualizaciones: 9.735 lecturas