Mis experiencias follando con mujeres gordas siempre ha sido iguales, brutales, no sé que tienen estas chicas obesas que cuando terminas eres el hombre más feliz el mundo y tienes unas ganas terribles de volver a echarle otro polvo. Hoy vais a gozar como gorrinos viendo cómo le meten a esta marrana un pollón negro por el culo y hasta las pelotas, aunque sin duda ello lo gozó el triple, os lo aseguro.

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 71.248 vistas