Su marido cree que la procreación es un don divino, y no es que este muy lejos de la realidad, ya que si dejamos de darlo por sentado, nos damos cuenta que es algo en la teoría increíble. Pero no solo para parir esta hecho el cuerpo, se necesita mucho más que eso para tener cierta plenitud de vida y es lo que él no entiende. Pero su mujer si lo tiene claro, porque al gordita tiene orgasmos con su amante negro y es lo único que le importa. Que sea una zorra infiel a ojos de la sociedad es lo de menos, lo que le importa es tener una polla dura dentro de su coño.

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 2.877 lecturas