Un anuncio normal en el periódico de una chica que buscaba un compañero de piso, pero cuando el chaval responde, se da cuenta que también tendrá que compartir alcoba y cama. Le pareció extraño pero sus opciones eran nulas, así que acepta sin pensar y en el mañana nota que había un bono. Al abrir los ojos mira a la gordita rubia montando su polla y más feliz no podía estar. Una jovencita muy ardiente y como sea que este físicamente, ningún macho rechaza una follada temprano en la mañana antes de salir de la cama. Además en cuatro patas es genial la rubia.

Detalles del vídeo

Duración: 10:38
Visualizaciones: 5.828 lecturas