Una mujer grande tiene grandes necesidades. Esta rubia sabe que además de comer muchos kilos de comida, necesita muchas horas de sexo para poder complacer los deseos sexuales de su coño. Porque el tamaño para ella es muy importante y por eso busca pollas gordas y largas que puedan penetrar hasta el fondo de su raja. Lo demás es una piscina donde pueda exhibir sus tetas gigantes y luego jugar un rato con la verga que la va a follar. Un poco de aceite en sus tetotas y ya ningún hombre se puede resistir a darle una follada a la gordita.

Detalles del vídeo

Duración: 12:00
Visualizaciones: 1.620 lecturas