Un hombre piensa que la vida es ese camino que recorremos buscando algo que nos haga feliz, pero que además haga feliz al mundo en el proceso. Pero las cosas cambian cuando tu género es femenino. Porque una chica sabe que lo único que tiene que hacer es estar sentada en la cara de un hombre y su coño empezara a sentir eso que llaman felicidad. No le importa que sea un viejo a la gordita negra. Ella quiere tener una polla dentro de la raja y no le importa quién sea, solo le importa que este bien dura para que la pueda penetrar y ella hace eso con una mamada.

Detalles del vídeo

Duración: 26:02
Visualizaciones: 2.556 lecturas