Tener un buen culo sabe que es una ventaja, tal vez algunos quieran asumir que es algo de su fenotipo por su raza, pero es más que todo porque esta gordita. La negra no para de comer y parece que no dejara de hacerlo ya que con su peso, sigue teniendo éxito en el sexo. Porque no solo tiene un esposo sino que también tiene un amante. Ella siempre se come su pollón cuando su marido sale a trabajar para que a ella no le falte nada. Además se pone en cuatro patas para que se goce su coño así justificar la infidelidad. Follar como una guarra es algo que le gusta y hasta fantasea con la idea de ser descubierta. Pero su marido es un cornudo y seguramente ya sabe.

Detalles del vídeo

Duración: 32:37
Visualizaciones: 6.297 lecturas