Su marido trabaja todo el día, su trabajo de construcción es muy duro y tiene que hacer horas extras para que a la morena gordita no le falte nada, porque él no quiere que ella trabaje y que se quede todo el día en la casa sin hacer nada. Pero el truco está en que ella lo espera siempre desnuda en alguna parte de la casa lista para comerse su polla. Además a la gordita le gusta que su macho se la meta por el culo mientras ella pasa los dedos por su coño para estimular su clítoris y recibir más placer. Porque vive gozando de las folladas anales que le da su esposo.

Detalles del vídeo

Duración: 12:35
Visualizaciones: 15.167 lecturas