Su esposo pensó que ella ya estaba vieja y se fue con una de sus alumnas, una chica que podía ser su hija pero parece que es un hábito de los hombres después de los cincuenta. Pero ella tuvo todo claro, había llegado la hora de hacer lo mismo y se buscó un chaval muy joven para que se follara su coño. La gordita madura tuvo éxito y este jovencito está feliz de sacar su polla y dejar que ella le haga una mamada. Luego darle una follada es lo que viene, penetra su raja hasta que la mujer está satisfecha y luego le deja su semen en el chocho porque ya no la puede preñar.

Detalles del vídeo

Duración: 06:13
Visualizaciones: 5.615 lecturas