Cuando era joven vivió un poco alocada haciéndose tatuajes por todo el cuerpo y chupando cualquier polla que se le atravesara en el camino. Era feliz de esa forma pero la comida chatarra le dejo unos cuantos kilos. Pero las personas con personalidad sacan provecho de lo que tienen y esta madura, ahora que esta gordita, usa sus grandes tetas para ligarse jovencitos. Los lleva a su casa y ahí se pone abierta de piernas para que le metan la polla hasta el fondo del coño. La gordita amortigua la embestida de cualquier polla con su grasa y su clítoris lo agradece.

Detalles del vídeo

Duración: 06:06
Visualizaciones: 893 lecturas