Llevar las cuentas todos los días es un trabajo duro, pero también tiene que estar pendiente de los contactos y clientes. Literalmente es una mujer muy eficiente y era cuestión de tiempo que el jefe de la oficina notara a la gordita. Pero su mayor sorpresa es que se dio cuenta que ella tiene un coño muy fogoso. Es muy complaciente y apenas conociéndola, ella empezó a hacerle una mamada de polla. Luego que la tenía dura, dejo que le diera una follada en su chocho y hasta se montó a cabalgarlo. Parece que alguien tiene un muy bien merecido aumento de sueldo.

Detalles del vídeo

Duración: 08:00
Visualizaciones: 3.683 lecturas