Parece que estar en forma ahora mismo es algo muy importante para el mundo, eso y los popotes plásticos parece que van a volver locos a todos en el mundo. Así que esta gorda se une a la euforia colectiva y también aparta su lugar en ese gimnasio, solo que ella no quiere ser como las demás y en vez de ir a sudar mucho en las máquinas de cardio, solo entra y pasa mucho rato manoseando sus tetas. Su entrenador personal le ha dicho que también quema muchas calorías de esa forma y si no la hace adelgazar, al menos la mantendrá de muy buen ánimo.

Detalles del vídeo

Duración: 11:38
Visualizaciones: 7.283 lecturas