Desde que su hija sale con este atractivo joven la vieja está cachonda. Esta madura solo piensa en que ese musculoso hombretón se la folle bien follada, igual que se folla a su hija. Cuando la chica está fuera ella se viste con sus prendas más seductoras y va al ataque.
En realidad seduce con bastante facilidad al chico, tal vez le de morbo follarse a la hija y a la madre, a una buena madura nunca se le dice que no.
Y ahí es cuando empieza la acción, la vieja no se puede creer lo que está pasando… el tío la mueve de un lado a otro como si fuera una muñeca, a ella solo le queda someterse y dejar que él haga lo que quiera con ella hasta que se corra… seguramente nunca en toda su vida habrá disfrutado tanto. Es por ello que cuando veas a una madura gorda, no creas que el sexo se ha acabado para ella… tal vez se te esté insinuando y no te estés dando cuenta.

Detalles del vídeo

Duración: 06:30
Visualizaciones: 2.813 vistas