Hace solo unos minutos su marido se fue a trabajar y ella no puede esperar, sale rápidamente para avisarle al vecino que ya puede ir a su casa, que está sola y apenas cruzando la puerta empieza lo que ella había deseado desde que abrió los ojos ese día. La gorda latina empieza tragando la polla de su amante para que se le ponga dura y así sea más fácil para su coño cuando se monte a cabalgar, no tendrá que parar por interrupciones, podrá montarlo como la puta salvaje e infiel que es. Está haciendo lo que más le gusta y no lo dejara de hacer porque es una mujer ardiente.

Detalles del vídeo

Duración: 05:05
Visualizaciones: 3.842 lecturas