El hombre ya tiene llave, hace mucho que la visita en las horas que su esposo está trabajando, esperan algo de tiempo para asegurarse que no se devuelva y los pille en pleno acto. La gorda latina lo espera de rodillas para que él sepa que solo tiene que sacar su polla y metérsela en la boca. Ella se tota sus enormes tetas para excitarse lo más que puede porque sabe que luego estará gozando de una gran embestida el coño por su amante. La tetona es una puta de manual, es infiel cuando puede y además no desaprovecha la oportunidad de meterse una verga grande dentro del chocho.

Detalles del vídeo

Duración: 12:00
Visualizaciones: 4.116 lecturas