Su marido tiene que salir de la ciudad, un largo viaje hacia el campo para ver a sus padres quienes tuvieron una emergencia de salud. Esta es la oportunidad perfecta para que gorda infiel haga de las suyas, ya no tendrá que irse a un hotel porque ahí mismo en su casa ella puede estar follando con su amante y no corre peligro de ser pillada. Porque jamás deja pasar la oportunidad de meterse la polla de un chaval dentro del coño, y este parece que está siempre dispuesto, lo que hará que esta zorra saque provecho hasta que se canse y tenga que buscar otro que quiere clavarla.

Detalles del vídeo

Duración: 06:10
Visualizaciones: 3.268 lecturas