Su marido estaba pensando mucho en eso que dijo el doctor sobre que su mujer tenía que bajar de peso, sabía que decirle que hiciera ejercicios iba a traer problemas así que decidió hacer algo más sutil. Compro un gimnasio y la puso a ella como encargada. Sin saber que la puta gorda de su mujer iba a aprovechar la oportunidad para probar su primera polla negra. Era una fantasía que tenía desde hace mucho y al ver ese negro musculoso no dudo en ponerse a chuparle la verga hasta que estuviera tan dura que el tío quisiera follarse su coño obeso.

Detalles del vídeo

Duración: 10:00
Visualizaciones: 6.070 lecturas