Una mujer que piensa que el sexo debe doler puede que tenga problemas psicológicos según la medicina moderna, pero eso no es del todo cierto. O al menos no es tan disfuncional como parece. Eso queda claro cuando uno mira a esta gorda, porque le gustan las pollas negras metidas en el culo y cuando la tiene dentro, sufre mucho por la follada anal. No importa que use un vibrador para abrirse el ano antes que le metan ese rabo tan grande, ella sufrirá y básicamente es lo que le parece más atractivo de metérsela por detrás.

Detalles del vídeo

Duración: 20:13
Visualizaciones: 8.360 lecturas