Tener un marido con dinero parece ser el sueño de toda mujer, si el tío no es un viejo barrigón que está a punto de estirar la pata mucho mejor. Pero esta gorda se ha sacado la lotería dos veces en una misma vida, porque su esposo, además de darle todos los gustos que ella quiere, también deja que se trague la polla grande su mejor amigo frente a él. Todo por darle placer al coño de su mujer, si quiere follar con otro hombre porque su raja se puso caliente, él no tiene problemas en dejar que la zorra le sea infiel siempre que él pueda ver como se la follan.

Detalles del vídeo

Duración: 07:00
Visualizaciones: 4.172 lecturas