Que la mida sea bajita y la cama muy alta parece un mal chiste de su marido. En principio se puede pensar la poca consideración que le tiene dado el trabajo que ella pasa subirse. Pero parece que fue ella misma que la escogió de esa forma porque es el único ejercicio que piensa hacer. De resto solo se dedica a estar montando la polla de su marido todos los días a toda hora. Con eso el tío está feliz de tener una gorda en su casa con un enorme culo. Tiene el coño muy caliente y su polla vive muy feliz de darle follada a esa rajita en todas las posiciones que su sobrepeso le permite.

Detalles del vídeo

Duración: 06:04
Visualizaciones: 17.121 lecturas