Las razas son el invento de los mismos que inventaron las fronteras y los idiomas. Es pura basura publicitaria cuyo único fin es controlar a las personas y hacer que todas hagan lo mismo. Por eso esta gorda asiática siempre va contra el sistema. Ella no quiere estar delgada, come toda la comida rápida que puede pagar y se niega a cocinar en su casa. Además, tiene un amante occidental para retar a sus ancestros que dicen que no puede estar con un gaijin. Así que la obesa pasa muchas horas al día follando con su macho y disfrutando de su polla en la comodidad de su casa.

Detalles del vídeo

Duración: 37:13
Visualizaciones: 11.683 lecturas