El gobierno le dijo que por su peso ella no podía trabajar, terminaría siendo un riesgo para cualquier empresa que la contratara, así que lo mejor era que se quedara en su casa recibiendo un cheque social todos los meses. Esperaban que con lo poco que dan de ayuda, la mujer comiera menos y terminara adelgazando. Pero ella es una gorda de 200 kilos con mucha actitud que ahora se gana la vida masturbándose en la webcam. No tenía idea que mucha gente estuviera interesada en ver un coño gordo penetrado por un vibrador. De saberlo lo habría hecho antes.

Detalles del vídeo

Duración: 12:31
Visualizaciones: 11.443 lecturas