Lo que le eches tío, por el culo, por la boca, por el coño… ufffff, esta obesa mórbida traga con todo y curiosamente está muy dura pese a su gran sobrepeso. Esta es una de esas joyas que te encuentras como máximo una vez al mes, un pedazo de zorra que hoy hará las delicias de miles de pollas.

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 52.178 vistas