Su sobrino le tenía ganas, al fin y al cabo no se llevaban mucha edad. Ella es una mujer perfecta ante sus ojos, rellenita pero gordibuena. Es decir, aunque tiene unos kilos de más está muy bien proporcionada y es bastante hermosa. Sus tetas son grandes sin llegar a ser inmensas, tiene una barriga bonita y es bastante culona. Podría considerarse sin duda la mujer ideal si no fuera por los estereotipos actuales de belleza. Pero a él no le importaba ningún estereotipo, solo sabía que ella le ponía cachondo como ninguna y que se la quería follar.
Cuando al fin lo consiguió supo que no estaba equivocado, que en realidad ella era una máquina sexual.

Detalles del vídeo

Duración: 12:08
Visualizaciones: 8.495 vistas