Más que follar parecía que iba a montar a caballo, desde luego esta mujer negra tenía uno de los mayores culos que podrás ver. La cuestión es que al principio del vídeo no lo aparentaba, si que parecía una mujer gorda, pero no que tuviera semejante trasero. Además de tener bastante carne se da la circunstancia de que es una mujer muy alta, lo cual hace que el volumen sea todavía mucho mayor.

Al poco la mujer empieza a comerle la polla al tío que un rato después se la follará. Eso si, para follársela tiene que poner sus pies sobre el sofá mientras ella está en el suelo, tener sexo con una mujer de semejante talla hace que uno avive el ingenio. A ella no parece importarle ser varias veces más grande que el tío, en realidad lo único que ella quiere es su polla. Al final se le corre en la cara y ella acaba contenta, lo cierto es que esta guarrilla no tiene demasiado sexo.

Detalles del vídeo

Duración: 10:08
Visualizaciones: 146.000 vistas