Sin lugar a dudas es uno de los mejores culos que verás hoy, tanto por tamaño como por forma. Su trasero era bastante grande a pesar de que no se trataba de una mujer obesa, más bien rellenita con curvas. Poner a cuatro patas a una tía con semejantes nalgas y darle por detrás es casi un pecado.

La puta nalgona no se mueve mientras se la folla durante todo ese rato hasta que finalmente eyacula sobre sus nalgas llenándola de leche. Fue una buena corrida, igual que si cualquiera de nosotros hubiera probado ese coño y ese culazo. Al sentir que había acabado la zorrita se levantó y fue a la ducha a limpiarse todo el semen antes de que se le secase.

Detalles del vídeo

Duración: 12:35
Visualizaciones: 41.808 vistas