Entra y lo primero que ve es su cara, no parecía molesta y por eso no tuvo miedo, ya sabía que algo le iba a pedir pero tenía más claro que no estaba despedido, lo que era una buena noticia. Necesita su empleo para vivir y mientras no salgan mejores opciones, entonces tiene que hacer lo que tenga que hacer para mantenerlo. Y cuando su jefa gorda le dijo que tenía que estar un buen rato follando el culo de la zorra, este hombre no lo pensó dos veces porque por eso le pagan, entonces saco su polla y luego que de dejar que le hiciera una mamada, entonces le dio la enculada que quería.

Detalles del vídeo

Duración: 11:05
Visualizaciones: 3.266 lecturas