Un hombre que supiera que ejercicios tenía que hacer para ponerse en forma fue lo que le pidió a su marido. Le dijo que ella necesita alguien experto en la materia para que la guiara y así adelgazar como él se lo había pedido. Aunque era muy costoso, él accedió. Pero la obesa morena llega al gimnasio y al ver que esta un chaval musculoso que la va a manosear, no quiso hacer más que no fuera entrar al baño y pasar un rato follando con el entrenador. No creo que así vaya a bajar de peso pero su coño seguramente saldrá de ahí muy feliz.

Detalles del vídeo

Duración: 11:00
Visualizaciones: 12.185 lecturas