Se trata de una chica española algo gordita pero mucho más viciosa de lo que aparenta a primera vista. En cuanto le dicen con quien tiene que follar la cerda se dispara y salta la zorra que hay dentro de ella. La madurita está muy orgullosa de su culazo, y no es para menos. Por eso le pide una y otra vez que le folle el culo, era su obsesión. El tío se la folla durante más de media hora por donde pilla, a cuatro patas también por supuesto. Al final se corre en la boca de esta cerdita la cual se la deja chorreando semen mientras ella sonríe más que satisfecha.

Detalles del vídeo

Duración: 33:32
Visualizaciones: 48.402 vistas