Se monta en un taxi sin decir para donde va, solo le dice al chofer que conduzca y el tío lo sabe obedientemente. Pero por la mitad del camino empieza a charlar y le dice que no tiene dinero para pagar. Todo se pone feo hasta que le dice que le puede pagar chupando su polla. Obviamente no iba el tío a rechazar tan buena oferta y en el asiento trasero la pone a hacerle una mamada. La jovencita pelirroja está muy guapa y es de las gordas ricas. Así que luego de un beso negro, la zorrita se pone a cuatro patas para que le den una fuerte follada por el culo.

Detalles del vídeo

Duración: 07:59
Visualizaciones: 8.247 lecturas