Su hombre trabaja en la construcción donde tiene que estar haciendo doce horas de trabajo duro, él cuenta que siente que la época de la esclavitud no ha pasado y que ahora solo es legal y no es solo para negros. Pero ella es una negrita muy caliente que quiere que su hombre mantenga las ganas de seguir trabajando y la pueda mantener. Así que todos los días cuando él llega a casa, ella lo recibe con una mamada de polla para que luego le dé una follada a su coño gordo. Es todo lo que él necesita para renovar fuerzas y levantarse el siguiente día a seguir con su patética vida.

Detalles del vídeo

Duración: 08:02
Visualizaciones: 13.758 lecturas