Su novia es una jovencita que parece que no tuvo mucho éxito como putita en el colegio. Ella pensó que eso sería así el resto de su vida y ya se había dado por vencida hasta que lo conoció. El hombre la primera vez que la vio supo todo el placer que podía dar y recibir ese cuerpo y no dudo en llevarla a vivir con él. Ahora es un afortunado que vive dándole folladas a cuatro patas a la jovencita negra. Porque la muy zorra tiene unas enormes tetas gordas y un culo gigante. Se pone en posición de perrito y lo único que provoca es atravesarle la polla hasta el fondo.

Detalles del vídeo

Duración: 11:59
Visualizaciones: 8.211 lecturas