Podría ser el sueño de cualquier joven estudiante. Tres maduras gordas solo para él. Se ve entre medias de un amasijo de carne, tetas, culos… grasa por doquier.
Las conoció en la calle y le invitaron a ir a su apartamento a tomar unas copas y divertirse. El chico ni se lo pensó, dijo que si. Nada más llegar fueron las tres cerdas a por él, era un caramelito. Se trataba de un chico joven para sus cuerpos maduros. Querían probar la vigorosa polla de ese chico y sentir como follaba sus gordos coños.
El tío cumplió y al final acabó corriéndose en la cara de las tres obesas al mismo tiempo.

Detalles del vídeo

Duración: 06:15
Visualizaciones: 3.196 vistas